Miami Acupuntura

​​​7175 sw 8 st, Suite 208 Miami, Fl 33144 ​​​

​​7864443232

Registrate para recibir información y descuento.

La Medicina Alternativa de Miami

teléfono: ​786 444 3232​

INFORMACIÓN GENERAL DE NUESTROS SERVICIOS DE ACUPUNTURA Y MASAJE TERAPÉUTICO

​​​7175 sw 8 st, Suite 208 Miami, Fl 33144 ​​

​​​Ba Duang Jin "Los 8 brocados de la seda"



Es una forma de trabajo energético externo que pertenece a la categoría (Wai Dan) elixir externo ya que su práctica genera Qi en las extremidades y facilita la circulación hasta los organos internos para nutrirlos por medio de movimientos y estiramientos muy suaves.


Se atribuye el origen de estos ejercicios a Zhong Li (Chung-li Chuan) de la dinastía Tang (618-907). Existen muchas variaciones de los ocho ejercicios y su práctica requiere relajación, suavidad y cierta perfección. La respiración debe ser ligera, por la nariz, utilizando el abdomen y acompañando a los movimientos.


El Ba Duang Jin tiene multiples variaciones en dependencia de su enfoque terapéutico, marcial, toista, etc. 


Descripcion de los 8 ejercicios Ba duang jin (Los 8 Brocados de Seda).


Primer ejercicio.

1 - Mirar hacia atrás para prevenir para prevenir las cinco debilidades y las siete heridas. (Vista lateral y hacia atrás)

Wu Lao Qi Shang Wang Hou Qiao

Posición inicial: Parado con los pies unidos, brazos a ambos lados del cuerpo en postura natural relajada, palma de la mano abierta en contacto ligero con la parte lateral del muslo.

Descripción del ejercicio: Hacemos una inspiración y giramos la cabeza 180 grados mirando lo mas lejos posible hacia la izquierda y hacia atrás, suave y despacio durante 2 segundos y a su vez los brazos giran para colocar las palmas hacia adelante para después volver a la posición inicial muy lentamente haciendo una expiración. Esto mismo se repite hacia el lado derecho.

Nota: No se debe hacer ningún movimiento de torción del cuerpo ni la cintura ni el pecho solo mover la cabeza rota sobre su eje vertical.

Beneficios: Regula la región cervical y el tallo cerebral en el cual se encuentran los centros de control neurovegetativo simpáticos y parasimpáticos. Ayuda a la circulacion vertebro basilar y carotidea. Refuerza los musculos oculares. Hace una rotación externa del hombro que amplia el tórax y mejora la capacidad respiratoria.

Indicaciones: Dolor cervical, cefalea, paralisis facial para estimular los músculos de los ojos, etc.


Segundo ejercicio.

2 - Sostener el cielo con las manos. (Levantar el cielo con las dos manos)

Liang Shou Tuo Tian Li San Jiao

Posición inicial: Parado con los pies unidos, brazos a ambos lados del cuerpo en postura natural relajada, palma de la mano abierta en contacto ligero con la parte lateral del muslo.
Descripción del ejercicio: Se inspira y entrelazando los dedos de las manos enfrente del abdomen, se suben por encima de la cabeza con las palmas mirando hacia arriba para "sostener el cielo" y los codos quedan extendidos con los brazos hacia arriba 2 segundos aproximadamente. Después se comienza a expirar y se separan ambas manos y se abren los brazos lentamente a ambos lados del cuerpo imitando las alas de un pájaro, en un círculo amplio.

Nota: Las manos se sueltan lentamente.

Beneficios: Activa la circulación del Triple recalentador o Sanjiao beneficiando la circilación energética por todo el cuerpo a su vez se hace una respiración completa, abdominal y torácica y clavicular estirando tejidos y tendones para eliminar bloqueos energéticos y estructurales a nivel de la espalda y los brazos. 

Indicaciones: Tratamiento de la lordosis, cifosis y escoliosis. Dolores de la musculatura dorsal y lumbar. Transpiración nocturna. Exceso de sensibilidad al frío. Mejoramiento del drenaje linfático.


Tercer ejercicio.

3 - Separar el cielo y la tierra para equilibrar el bazo y el estómago. (Separar el cielo y la tierra con las manos.) 

Tiao Li Pi Wei Xu Dan Ju

Posición inicial: Parado con los pies unidos, brazos a ambos lados del cuerpo en postura natural relajada, palma de la mano abierta en contacto ligero con la parte lateral del muslo

Descripción del ejercicio: Se inspira y se colocan ambas manos con la palma hacia arriba tocandose ligeramente la punta de los dedos medios y los brazos colgando y la mano izquierda sube por encima de la cabeza con la palma hacia arriba, los dedos apuntando en la dirección del hombro derecho y simultaneamente la mano derecha esta desciendo, con la palma empujando hacia abajo, hasta dejar el brazo al lado del muslo derecho con los dedos apuntando al frente. Expiramos y bajamos la mano izquierda pasando frente al cuepo mientras subimos la mano derecha para repetir el mismo movimiento por el otro lado.

Nota: Las mano que va arriba y la que baja deben de estar sincronizadas, una llegando arriba y la otra llegando abajo simultaneamente. La vista va al frente.

​Beneficios: Beneficia la función digestiva del estómago y el bazo-páncreas y estomago ya que al estirar los brazos también se proporciona un suave masaje interno sobre los órganos que están situados en el centro del cuerpo. Mejora la coordinación. Trabaja la lateralidad. Descomprime y alinea la espalda y abre caja torácica para ayudar a una mejor oxigenación. Estira los músculos de los brazos y las piernas. Flexibiliza las articulaciones de los hombros, codos y muñecas.

​Indicaciones: Previene o mejora la gastritis, dispepsia e indigestión, ulcera gastroduodenal el reflujo gastroesofágico, el hipo, la pancreatitis crónica, diabetes mellitus y dolores musculares.


Cuarto ejercicio
4 - Tensar el arco para disparar una flecha al halcón. (Disparar flechas de izquierda a derecha.)

Zuo You Kai Gong Si She Diao

Posición inicial: Parado con los pies unidos, brazos a ambos lados del cuerpo en postura natural relajada, palma de la mano abierta en contacto ligero con la parte lateral del muslo
Descripción del ejercicio: Hacemos un paso a la izquierda y abrimos las pienas en postura de jinete colocando las manos entrecruzadas delante del tórax. Se inspira y se mira a la izquierda extendiendo el brazo izquierzo horizontalmente al lado izquierdo con los dedos índice y pulgar de la mano izquierda apuntando hacia arriba mientras el resto de dedos permanecen doblados y al mismo tiempo se flexiona el codo derecho para colocar el puño frente al tórax con el brazo horizontal en una postura que imita como si fueramos a tensar un arco para tirar una flecha, depues se cruzan nuevamente las manos frente al tórax y se repite el mismo movimiento hacia el otro lado.
Nota: La cintura no gira. Solo giramos el cuello y la cabeza. El torso permanece orientado al frente. Este ejercicio es ideal para practicarlo por la mañana ya que estimula el meridiano de pulmón e intestino grueso. El intestino grueso realiza su mayor trabajo por la mañana.
​Beneficios: Este ejercicio utiliza la forma de mano llamada “Zen de un dedo Shaolin” y beneficia los riñones, pulmones, la espalda y los hombros y nos enseña a dirigir el flujo de nuestra del Chi desde el centro del cuerpo hasta las manos. Centra, calma y serena. Desarrolla la capacidad de concentración. Regulariza la energía del meridiano de cintura o dai Mai y del meridiano de pulmón e intestino grueso. Mejora la función circulatoria y la respiración. Alivia la constipación asi como la incontinencia. El movimiento horizontal de extensión y relajación abre y cierra la caja torácica masajeando suavemente los pulmones. La parte anterior del tórax estimula la glándula del timo. Fortalece mucho los cuadricets y los gluteos.  Estira la musculatura cervical. Flexibiliza las articulaciones de los hombros, codos y muñecas.  Estira los musculos flexores de la muñeca y contrae los extensores de la misma.
​Indicaciones: Mejora la coordinación. Trabaja la lateralidad. Combate la depresión, la tristeza y la melancolía. Previene el resfriado y otros problemas respiratorios. Dificultad para retener la orina. Impotencia. Frigidez por disminución de la libido. Lumbalgias. Reumatismos y pequeñas hernias discales.


Quinto ejercicio

5 - Mover la cabeza y balancear la cola para liberar el fuego del corazón. (Girar tronco en la postura del jinete.)

Yao Tou Bai Wei Qu Xin Huo

Posición inicial: Parado con los pies unidos, brazos a ambos lados del cuerpo en postura natural relajada, palma de la mano abierta en contacto ligero con la parte lateral del muslo.

Doblamos las rodillas para adoptar la posición de un jinete. Apoyamos las manos en el hueco de las ingles, los pulgares hacia atrás. Flexionamos el tronco hacia delante llevándolo a la horizontal. La espalda ha de mantenerse recta. El tronco describe un arco de círculo hacia la izquierda, al tiempo que cargamos el peso del cuerpo sobre la pierna izquierda, que permanece flexionada, mientras la derecha se estira; el hombro derecho se vuelca hacia atrás a fin de estirar todo el costado derecho; el brazo izquierdo permanece doblado y el derecho se estira al tiempo que la mano derecha se eleva un poco. La cabeza, el tronco y la pierna derecha quedan en línea. La mirada se dirige a la punta del pie derecho. Mantener la postura durante 2 segundos. Espirando. Regresar a la posición inicial al centro para repetir el mismo ejercicio hacia el lado derecho. Al inspirar, la intención mental se centra en la parte lateral del cuerpo donde se halla el peso, movilizando la energía de forma expansiva desde el Dantian al lateral. Al espirar la Energía Vital retorna y se hunde nuevamente en el Dantian.

Nota: Las rodillas deben estar alineadas con las puntas de los pies. La cabeza debe seguir la línea de la columna vertebral. En los extremos de la postura, es importante mantener el cuello relajado. Al volver hacia el centro podemos percibir refresco o alivio, y con las repeticiones del ejercicio notar que la mente se calma.

Beneficios físicos: Fortalece los músculos de las piernas. Flexibiliza la cintura.
Prevención de enfermedades: Taquicardias, palpitaciones y arritmias. Endocarditis, miocarditis y pericarditis. Hipertensión e hipotensión arterial. Dolor de cabeza y migrañas. Arteriosclerosis. Varices. Gingivitis y glositis.
Indicaciones: Ansiedad, irritabilidad, insomnio, palpitaciones, calor en las palmas de la mano o en la planta del pie, sofocos, sed o gusto amargo en la boca. Cansancio, problemas digestivos, renales y el dolor corporal. 


Sexto ejercicio

6 - Tocar los pies con ambas manos vigoriza la cintura y los riñones. (Tocarse la punta de los pies para fortalecer los riñones).

Liang Shou Pan Zu Gu Shen Yao

Posición inicial: Parado con los pies unidos, brazos a ambos lados del cuerpo en postura natural relajada, palma de la mano abierta en contacto ligero con la parte lateral del muslo.

​Descripción del ejercicio: Las manos descienden con los brazos extendidos, por delante del cuerpo, hasta agarrar los dedos de los pies (si es necesario doblamos las rodillas). La espalda recta en la misma línea de brazos y manos. Erguimos el cuerpo recto.

Nota: Alineación de cabeza y columna vertebral a lo largo del ejercicio.

Beneficios: Al inclinarse hacia delante, el diafragma masajea los riñones y las glándulas suprarrenales. Ayuda a tener flexibilidad y estimula el punto Ming Men. Estira los músculos de los brazos y de las piernas. Estira la musculatura lumbar dorsal y cervical. Inclinarse hacia delante bajando las manos, favorece la circulación sanguínea y linfática en las cuatro extremidades.

Indicaciones: Lumbalgia y ciática. Disfunción sexual, frigidez, impotencia y esterilidad. Nefritis. Otitis y tinnitus (zumbido en los oídos). Osteoporosis, osteartritis. Menstruaciones dolorosas, dismenorrea y amenorrea. Disuria y Enuresia. Previene la alopecia.


Septimo ejercicio

7 - Puños cerrados. (Apretar los puños con ojos de enfado para aumentar la fuerza.)

​Cuan Quan Nu Mu Zeng Qi Li

Posición inicial: Parado con los pies unidos, brazos a ambos lados del cuerpo en postura natural relajada, palma de la mano abierta en contacto ligero con la parte lateral del muslo.

Descripción del ejercicio: Damos un paso a la izquierda y doblamos las rodillas para adoptar la posición de un jinete. Flexionamos el codo y colocamos los puños cerrados al lado del cuerpo a la altura de la cintura. Con la palma de la mano hacia arriba se hace un puño que se forma flexionando los cuatro dedos de manera que queden los nudillos alineados, el dedo pulgar también se flexiona y apunta hacia el dedo meñique. Desplegamos de forma explosiva el brazo izquierdo hacia el frente mientras apretamos el puño con fuerza y fijando la mirada en el puño. Mantener esta postura durante 2 o 3 segundos. Los músculos de cara, cuello y hombros han de estar relajados.

Se repite igual con el brazo derecho.

Nota: 

Beneficios: Fortalecer los músculos de los brazos y de las piernas. Limpia el higado. Este brocado ayuda a limpiar los estancamientos de Qi. Beneficia el corazón y aumenta la vitalidad. Por su trabajo con los ojos y los músculos, se trabaja sobre la energía del hígado. Nos permite reforzar la energía de los músculos, estimular el cortex cerebral y el sistema neuro- vegetativo. La acción horizontal del puño permite una abertura y cierre alternado de la caja torácica que masajea al hígado mediante las costillas flotantes. La rotación del puño genera un encadenamiento de tendones desde la mano hasta el hombro, también se tonifica la vista gracias a la tensión y la relajación de los músculos oculares. La activación del tejido tendinoso y de la visión estabiliza la energía del hígado por pertenecer a la misma esfera energética: la madera.

Indicaciones: Hepatitis. Cirrosis. Ascitis. Ictericia. Trastornos de la vesicula biliar. Conjuntivitis. Estabiliza la miopía, atenúa la fatiga ocular.


Octavo ejercicio

8 - Elevarse sobre la punta de los pies. (Levantar y bajar los talones para curar las enfermedades.)

Bei Hou Qi Dian Bai Bing Xiao

Posición inicial: Parado con los pies unidos, brazos a ambos lados del cuerpo en postura natural relajada, palma de la mano abierta en contacto ligero con la parte lateral del muslo.
Descripción del ejercicio:Con ambos pies unidos mantenemos bien alineados el cuerpo y la cabeza. Inspirando, levantar los talones y apoyar el peso sobre las puntas de los pies. Nos elevamos poco a poco sobre la punta de ambos pies simultaneamente  empujando con el cuerpo recto como si quisieramos empujar el cielo con la parte alta de la cabeza. El mentón queda recogido hacia el cuello. Nos mantenemos en esta posición dos segundos, expiramos y descendemos dejando caer los talos bruscamente para rebotar contra el suelo provocando una vibración en todo el cuerpo.

Nota: No se debe inclinar el tronco hacia adelante, se debe subir lentamente y mirar un punto fijo al frente para no perder el equilibrio.

Beneficios: Fortalece los músculos de las piernas. Mejora el equilibrio. Desarrolla la capacidad de concentración.